lunes, 29 de octubre de 2007

Lo que el arbol tiene de florido vive de lo que tiene sepultado

Con una frase de una canción que aun no escucho, recomendada por mi amiga cibernetica Minerva empiezo este post. Definitivamente me parecio una frase acertada para describir la sensacion que me traia mi cumpleaños numero 31.
Creo que es una buena excusa para ponerse intimo, personal. A estas alturas es casi imposible no voltear hacia atras con cierta curiosidad escudriñando el pasado para ver que es lo que me ha traido hasta aqui. Una serie de sucesos afortunados y algunos desafortunados. Señoras y señores la pregunta que me tuvo inquieto las ultimas dos semanas fue ¿Quien es Pablo Robledo?
Suena como a pregunta de crisis de edad. Si ya me di cuenta de que ya no soy ese adolecente loco, reventado y rebelde que gustaba jugar a Robin Hood, y que de cuando en cuando fantaseaba con un suicidio romantico, brincando de un edificio para abrazar el vacio mientras recitaba alguna frase de alguna cancion punketa. Si creo que lo del suicidio tiene que ver con que siempre fui de la idea de que esta vida es solo mia y que tengo derecho a hacer de ella lo que quiera.
Quienes me conocen pueden atestiguar que asi soy yo, siempre he hecho lo que quize, sin importar las consecuencias, no voy a negar que por alli hay un par de cositas que desearia no haber experimentado y de las cuales definitivamente no estoy orgulloso y que me hicieron acreedor al mitico estigma de cain, pero bueno, si no fuera por eso talvez no estaria escribiendo blogs en este momento. Hablar de mi sin hablar de las drogas es casi imposible y quien las ha consumido con fervor no podra si no afirmar que la realidad si se puede percibir de muchas maneras. No, ya no me meto nada, pero mientras duro ese amor enfermizo entre las drogas y yo, me lo pase muy bien y tambien muy mal. El camino del guerrero de castañeda, el cual muchos toman y muy pocos logran concluir con un final feliz. Hay martires y heroes en este tipo de historias a ellos que descansan en paz les agradezco haber aprendido de sus acciones y de su sabiduria. Tengo suerte, soy un hombre con suerte. Creo que podria morir mañana tranquilamente, cantando MY WAY.
He conocido el amor, aunque a veces solo lo haya llegado a apreciar mucho despues de haberlo perdido. La amistad la he llegado a valorar a partir de haber ganado una enemistad. Soy producto de la incertidumbre, de los excesos y de la ignorancia. He buscado sentir, a toda costa y a cualquier precio, sentir. Sentirse vivo a veces es muy complicado de lograr. Es tan facil perderse en el habito, la costumbre, en la inercia. Soy esclavo de la idea de ser libre, y admito que puede ser mi mayor virtud o el peor de mis vicios. Me encanta rodearme de gente creativa, porque creo que si Dios existe tiene que ser porque un Artista lo plantea asi.
En fin soy una gota en un oceano de posibilidades, y hoy despues de la resaca de la fiesta de cumpleaños escribo para compartir y para agradecerles su compañia en este viaje fantastico llamado vida.
fantastique!! ces't la vie, mon ami!

2 comentarios:

  1. Xaludos Bribon! Estamos en una buena epoca. Ahora viene lo mejor.
    Tenemos lo vivido para hacer de lo q viene mas florido. En realidad no hemos cambiado mucho, solo somos mas cabrones. Hay q hechar mas flores, mas luces, mas duendes.
    Feliz cumpleaños Pableque!
    Xalu.
    Por una vida larga, bien vivida.

    ResponderEliminar
  2. Salú camaradastronauta!
    abraxos desde acá


    por aquella hoja en la copa y la cofia en el mundo!

    ResponderEliminar