lunes, 19 de noviembre de 2007

Tan extranio como la ficcion. (sin enies ni tildes)

Aredit no hacia mas que pensar, mientras escuchaba musica tradicional veracruzana, tecleando palabras en su blog, al cual mantenia bastante descuidado, tenia claro que este no lo miraba mas que el mismo y que a menos de que cada vez que tuviera una entrada y la anunciara entre sus amigos, esta pasaria desapercibida. En fin para que servia una cosa como estas si no habia nadie que la visitase, talvez solo era una manera de desahogar y a lo mejor eso era lo importante. Vacilo durante un momento no lograba decidirse si esto era o no su caso y por unos instantes dejo de escribir y despues de un pequeno lapso este resumio y escribio Si.
Ultimamente Aredit ha estado muy ocupado pensando en su pasado. Alguna vez estuvo a punto de ser un famoso cantante de Rock o por lo menos eso era lo que pensaba. En fin a Aredit jamas le importo la fama realmente, tenia amigos famosos y le disgustaba la idea de volverse una figura publica, alguna ves le toco dar autografos y se dio cuenta que no le gustaba que la gente le admirase ciegamente y de no ser por algunos episodios oscuros de su pasado que lo hacian vacilar cuando la gente decia de el que era un hombre bueno, talvez hubiera decidido inchar su ego y caminar sobre las espaldas de sus fans. No, en realidad jamas fue la fama lo que lo llevo a escribir canciones. Talvez fueron las drogas, la necesidad de desahogarse, si talvez, pero talvez no, porque las drogas las probo mucho despues de empezar a hacer melodias, mucho despues. Definitivamente hacia lo que hacia por vocacion, y porque al acto de escribir una cancion o una melodia lo consideraba un ejercicio espiritual de su religion y una manera de acercarse a eso que segun el "es indescriptible" y que segun el "es lo que todos llamarian Dios".
Muchas veces el habia estado agobiado con la presion de la gente que lo rodeo, pues a todos les parecio suficientementemente buen talento como para que con los anios y arduo trabajo el llegase a covertirse en una estrella. Hasta sus padres que en un principio estaban reacios a aceptar que su hijo lo unico que hacia y que hacia bien era hacer canciones, terminaron por aceptarlo pero casi con la condicion de que este tendria que convertirse en una estrella. Nunca faltaria algun buen intencionado que dijera "oye deberias de participar en la academia" o "creo que podrias tener exito en el latinamerican Idol" y cuando esto sucedia Arit contestaba cortesmente "si talvez me inscriba" mientras sonreia para sus adentros. En realidad le repugnaba la idea de prostituir eso que lo mantenia vivo, atento, observador. A veces tenia ganas de decirles, "he descubierto que la vida es musica pero tu no me agarras el ritmo", no era que pensara que era un ser con una sabiduria especial, pero sabia que cada quien tenia su verdad y la suya venia acompaniada de los acordes de su guitarra.
Aredit era una persona muy ambiciosa, pero sus ambiciones eran muy extranias para que el comun de la gente las viera con buenos ojos, pues el no queria tener el mejor de los autos o lo ultimo de Armani. Tampoco despreciaba al mundo, y era muy bueno para hacer negocios media ves no se tratase de la musica. Con todo y todo el se consideraba una persona exitosa, pues segun el, la medida del exito es tan subjetiva y que mientras unos la cuantificaban segun la acumulacion de objetos de lujo, el media segun la cantidad de horas libres que tenia disponibles para crear y pensar, y para esto el siempre encotraba la forma de ganar dinero suficiente para todo sin descuidar sus momentos de ocio y a veces incluso le alcanzaba para viajar. Encontrar trabajos asi eran muy dificiles y al final la practica se convirtio como caminar en la cuerda floja o como hacer una torre de piedras, algo acrobatico, arriesgado.
Aredit alguna ves estuvo enamorado, pero fue hace mucho tiempo, y hace mucho tiempo que esta solo. Ultimamente ha estado pensando en la posibilidad de que realmente solo se enamoro una ves, aunque a veces piensa que en realidad fueron tres. Entre esos lapsos romanticos siempre tuvo compania, no le era dificil encontrar mujeres, el problema es que aunque era carinioso el no se enamoraba y las chicas tarde o temprano lo abandonaban. Ahora habia decidido permanecer celibe hasta que alguna mujer le hiciera clic. A esto el mismo se llego a reprochar y fue asi como llego al dilema de que talvez no se enamoraba mas porque seguia enamorado de una de las chicas de su pasado, pero tambien talvez sencillamente no nacio para estar con solo una mujer y que en realidad si se enamoraba, pero las amaba a todas. En fin no dejaria de ser celibe hasta que encontrara con una respuesta definitiva.
Aredit ademas de haber conocido el amor alguna ves, tambien habia recorrido algo del mundo, lo suficiente como para que el llegara a la conclusion de que la realidad se podia percibir de tantas maneras. Esta idea era un dulce a sus pensamientos y definitivamente el seguiria viajando cada ves que se le presentase la oportunidad de hacerlo.
Aredit se dio cuenta de pronto de que se estaba extendiendo demasiado en escribir en su blog, no queria aburrir a sus lectores con sus historias disfrazadas de ficcion. Pulso publicar entrada y ya esta. Aredit regresa a la realidad y sale a buscarse algo de comer.